•  
  •  

Mario Rizzini

Mario_Rizzini

Hijo de Tobías Rizzini y de Josefina Zoli, nació el 25 de mayo de 1938 en Gardone Val Trompia, un pueblo pequeño y humilde de la provincia de Brescia (Italia); a los 12 años motivado por su vocación sacerdotal inicia los estudios como aspirante. A los 17 años termina la secundaria ingresando a la Congregación Salesiana y luego el 16 de agosto de 1995 realiza su primera profesión como salesiano en Montodine. Sigue estudiando filosofía.

Trabaja con mucha responsabilidad como profesor y sacerdote en Milán entre 1958 y 1960. Solicita venir a Ecuador como misionero para laborar en el Oriente y llega el primero de noviembre de 1960.

Mario Rizzini hizo del Ecuador su patria, hombre de lucha y trabajo con muchas virtudes. Fue profesor en el Colegio Salesiano Cayambe.

Viaja a Chile y estudia teología, ordenándose como sacerdote en 1966; regresa al Ecuador, a tierras cuencanas como profesor y consejero de estudios al Colegio Salesiano; solicita al Gobierno del Ecuador durante la presidencia de Otto Arosemena la naturalización ecuatoriana, la cual es concedida.

“Ofrezco todo por las vocaciones religiosas y sacerdotales de nuestra Inspectoría y por la nueva frontera de África. Ofrezco todo por la salvación de los jóvenes y la perseverancia en la vocación de los coadjutores y de los sacerdotes salesianos”.

Viaja a Quito y obtiene el título de Licenciado en Ciencias de la Educación, especializándose en Filosofía y Pedagogía, siendo un ejemplo para todos sus estudiantes y comunidad en general; toda su vida se dedicó a luchar por la niñez y juventud. El Padre Mario Rizzini fue un ecuatoriano más, un maestro abnegado y sencillo, un trabajador a tiempo completo, fiel a la pedagogía de Don Bosco en donde puso todo su afecto y su dedicación en el Colegio Técnico Salesiano. Siempre mantenía su sonrisa en los patios del colegio, dialogando constantemente con los jóvenes y los profesores, quienes depositaban toda su confianza en él para pedir su consejo y un palabrita de ánimo. No buscó nada para sí. Dejó su tierra natal, su familia, sus amigos, bajo el impulso de su vocación sacerdotal, hizo del Ecuador su segunda y querida patria.

Sacerdote salesiano y Patrono de la escuela que hoy lleva su nombre, ubicada en el barrio de Quinta Chica (parte baja), fue el gestor en 1977 de la creación de esta Institución. Cuando el Padre Mario murió fue un golpe muy duro para todos en el barrio, pues moría la persona que les ayudó a crecer y quien les hizo entender que con esfuerzo, trabajo y unión, las cosas se las consiguen y sobre todo los hizo entender que son gente que tienen dignidad y respeto.

Sus cualidades de hombre muy trabajador dedicó al magisterio y al sacerdocio, llevó también a nominar a nuestra Unidad Educativa con el nombre de Mario Rizzini el 27 de enero de 1998.

Al Padre Mario se le atribuye la frase que mencionó en algunas ocasiones: “La meta no es formar técnicos, sino cristianos auténticos, al servicio de la Comunidad”.

Agobiado por un cáncer al estómago, murió el 15 de noviembre de 1980 en Brescia (Italia).

Facebook